lunes, 7 de noviembre de 2011

Recuerdos puente campestre II

 A. Sigo rememorando nuestra penúltima salida.

Al día siguiente de la visita a las cuevas, cambiamos de dirección y  nos fuimos para Cáceres, misión : "visita al Monasterio de Yuste" (lo que nos llovió en el camino, si ya te decía yo que el del tiempo ultimamente está muy fino) .

Este fue el lugar elegido como retiro de Carlos I cuando se cansó de ser rey y abdicó en favor de su hijo Felipe II. Según nos contó la guía sólo pudo disfrutarlo durante 19 meses, y aunque estaba bastante fastidiado por su gota y sus achaques (los propios de ir a la guerra, que en ese tiempo tenían que dar ejemplo) al final fue un mosquito lo que acabó con él (más exactamente murió de paludismo).

Eso sí en esos meses tuvo tiempo para reconocer a su hijo ilegítimo: Juan de Austria y para añorar por siempre  a su esposa Isabel de Portugal , (viajaba siempre con su retrato, se lo llevó al monasterio para tenerla cerca, e incluso mandó pintar un cuadro con ambos juntos como si ambos fueran ya mayores... aquí va el toque romántico de la guía para aliñarnos la charla, si es que al final como la telenovela..... los ricos también lloran)



Nota: La foto es de un claustro interior y además como era Día de Todos los Santos le va mucho. Pero por favor el ciprés necesita que lo miremos con buenos ojos, porque  como decía un poema de Gloria Fuertes
"Yo no soy triste
y sino que lo digan los pájaros
a ver
¿qué tienen otros árboles que no tenga yo?
Yo no soy triste,
lo que pasa es que todos me miráis con tristeza."

1 comentario:

  1. Si, realmente todo es según el cristal con que se mira.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...